Claves para acertar en la primera revisión en el taller de una moto a los 1.000 km

¿Cuál es el rodaje más adecuado para una moto? ¿Qué precauciones no debemos olvidar a la hora de empezar a conducir una moto? Como siempre hacemos, insistimos en que lo fundamental es conducir con seguridad. Para ello es necesario conocer a fondo nuestro vehículo, acostumbrarnos a sus particularidades, sin perder de vista las circunstancias de la carretera o los aspectos de la conducción. Y por supuesto disfrutar con las nuevas sensaciones que nos ofrece nuestra nueva moto.

primera-revision-en-el-taller-de-una-moto-a-los-1-000-km

Foto: www.formulamoto.es

 ¿Cómo hacer el mejor rodaje de una moto?

El rodaje de una moto importa, y mucho, en su posterior rendimiento y durabilidad. Así que es un aspecto que conviene tomar en serio y no descuidar en ningún momento. Empezar a conducir una moto no es solo tomarle las medidas al nuevo vehículo, dominar su conducción, experimentar sus puntos fuertes y detectar otros más débiles, sino conseguir el perfecto ensamblaje tras un periodo de adaptación. Esas piezas pasarán mucho tiempo en continua fricción durante años. Si desde el principio se acoplan a la perfección, tendremos mucho camino recorrido. Los primeros tiempos de conducción son fundamentales, pues un aspecto importante que debemos revisar con posterioridad son las pequeñas virutas que sueltan las piezas de metal y que pueden perjudicar de manera grave el funcionamiento del motor.

La primera vez que usemos la moto, no es recomendable mantenerla encendida por más de 20 minutos. El primer recorrido debe ser corto, casi sin acelerar, dejando funcionar al motor al ralentí e intentar realizar un recorrido por todas las marchas. Después de este primer contacto, un día de descanso para nuestra moto, con el fin de que enfríe convenientemente.

Nada de acelerones. Al arrancarla dejarla un rato al ralentí y nunca acelerar en frío. Esto puede ser muy dañino para tu moto. En los primeros 300 kilómetros es conveniente no sobrepasar la velocidad de 60-80 km/h y en torno a los 80-100 km/h hasta los 600 kilómetros. Mantener el motor entre las 2.000 y  5.000 revoluciones es una garantía para un futuro mantenimiento en óptimas condiciones de nuestra moto. Así que ya sabes. El rodaje de una moto es unpaso que no podemos saltarnos si queremos asegurar que todas las partes de nuestra moto se acoplen perfectamente y funcionen como un reloj.

primera-revision-en-el-taller-de-una-moto-a-los-1-000-km

Foto: www.youtube.com

Por último tampoco queremos olvidarnos de la necesidad de darle espacio a todas las marchas en estos primeros tiempos de conducción. También la caja de cambios está en periodo de acoplamiento, por lo que jugar con diferentes posiciones favorecerá una rápida adaptación del vehículo. Lo mismo podemos decir de los frenos. Te recomendamos frenar poco a poco, con el fin de que las pastillas se desgasten de manera uniforme y se adapten al disco.

1.000 kilómetros: el primer chequeo serio de nuestra moto

El primer paso para un buen mantenimiento de la moto es realizar las revisiones periódicas indicadas por cada fabricante. La primera de ellas, el primer chequeo serio, debe llevarse a cabo cuando hemos llegado a la cifra de 1.000 kilómetros recorridos. La seguridad en moto debe prevalecer. Aunque cada marca tiene sus particularidades, en esencia los aspectos a inspeccionar suelen coincidir en casi todos los modelos. Ya se trate de la primera revisión de una moto Scooters o de cualquier otro tipo. Si tu moto es una Yamaha, es importante que acudas a un servicio técnico oficial de motos Yamaha, o un taller de motos Yamaha como el nuestro. En nuestras instalaciones te atenderemos con prontitud y profesionalidad para que tu vehículo salga de esta primera revisión tan importante con todos los deberes hechos. La revisión oficial de la moto no es un asunto que podamos dejar en manos de cualquiera.

Estos son los aspectos principales a inspeccionar en esta primera revisión de nuestra moto:

Cambio de aceite en la moto

El aceite del motor es uno de los elementos fundamentales en el mantenimiento de la moto. Lubrica los componentes principales, además de reducir el desgaste que produce el proceso de embrague. El cambio de aceite de la moto y el filtro son dos operaciones usuales en la primera revisión de nuestro vehículo.

Revisión de neumáticos de la moto

En esta primera inspección se observa la presión de los neumáticos, básica para la seguridad, así como la profundidad de la escultura, relacionada directamente con el desgaste de las ruedas. En raras ocasiones será necesario un cambio de ruedas de la moto, pero si se da el caso en nuestro taller cuentas con todas las garantías y a un precio inmejorable.

Nivel refrigerante

Cualquier tipo de fuga puede causar daños irreparables en el motor, por lo que revisar los niveles de este líquido esencial en nuestra moto es tarea prioritaria en las revisiones periódicas. También se revisan otros niveles de líquidos como los que tienen relación con los frenos o el sistema hidráulico.

Revisión de la tornillería

Cuando se trata de motos nuevas es imprescindible comprobar los aprietes de los tornillos y tuercas. A menudo pueden aflojarse debido a las vibraciones, así como el tensado y engrase de la cadena de transmisión.

primera-revision-en-el-taller-de-una-moto-a-los-1-000-km

Foto: www.motorpasionmoto.com

Una vez analizados estos aspectos técnicos, así como otros relacionados con el correcto funcionamiento de las luces, se procede a rellenar el apartado correspondiente en el libro de revisiones, con el fin de mantener las prestaciones de la garantía.

Si estás estrenando tu nuevo vehículo, no olvides estos consejos para empezar a conducir una moto con todas las garantías. El rodaje de una moto es fundamental, como hemos visto, para su rendimiento posterior. Mantener en perfecto estado de revista a nuestra compañera de aventuras es tarea nuestra. En Faster Bike Services  te ayudamos en todo lo que necesites. Si quieres asesoramiento en la reparación de motos, comprar una moto nueva Yamaha o conseguir una espléndida moto de ocasión, ¡ven a visitarnos!

Tener tu moto a punto es la mejor manera de disfrutar de experiencias inolvidables y aventuras para contar. ¡Anímate! ¡Somos todo oídos! ¡Cuéntanos tus experiencias!

Si te ha gustado este artículo…compártelo!  Hasta pronto amig@ motero.

No hay comentarios

Escribe un comentario